Lavandería Industrial

El ozono, es una forma del oxígeno sumamente reactiva, es un agente oxidante de notable potencia. El oxígeno activado es el medio de limpieza, blanqueo, desinfección y desodorizado más eficaz, rápido y seguro para toda clase de textiles.

El ozono se crea cuando el aire hace contacto con la luz ultravioleta o electricidad, causando una dispersión de las moléculas de oxígeno (O2). Las moléculas fracturadas se reagrupan con otras moléculas de O2 produciendo el ozono, conocido como O3. El ozono generado para uso industrial, que no debe confundirse con la capa de ozono en la estratósfera que protege a la Tierra, es un potente oxidante que después de disolver mugre y gérmenes se descompone y revierte a su estado natural de O2.

El ozono, formado por una carga eléctrica, es un gas amigable al medio ambiente con numerosas aplicaciones. Entre sus usos actuales está la esterilización de agua potable embotellada, higienización de albercas, eliminación de olores en plantas industriales, tratamiento de suelos contaminados, destrucción de bacterias en edificios, aumento de eficiencia de torres de enfriamiento y mejoramiento de las propiedades de aguas negras.

 

En su aplicación en lavanderías, el sistema inyecta y disuelve al ozono dentro del agua antes de llegar a las lavadoras. Al ser un oxidante natural, trabaja como un substituto del lavado a base de cloro y agua caliente. Dado su alto potencial de oxidación, el ozono ha probado ser altamente eficiente al mineralizar las partículas de suciedad, tales como grasas, aceites, bacterias, virus y compuestos olorosos presentes en la mayoría de las cargas de la lavandería comercial. La suciedad normalmente está pegada a los textiles por aceites grasos y cuando éstos son oxidados, la suciedad es eliminada de las prendas por la acción mecánica de la lavadora. El ozono, por ser una molécula tan inestable, libera una gran cantidad de electrones al tratar de pasar de la molécula de O3 a su estado natural de O2, creando la energía necesaria para activar y mejorar las capacidades de limpieza de los detergentes sin necesidad de recurrir al uso de agua caliente.

 

IMPORTANTES AHORROS.

 

Ahorros en Agua; Los ciclos de lavado con los que trabaja el ozono requieren de menos pasos de lavado y enjuagues, lo que puede llegar a representar un ahorro de hasta un 50% en el consumo de agua en la lavandería.

 

Ahorros en Energéticos; Normalmente las lavanderías requieren de agua a altas temperaturas y de vapor para llevar a cabo sus procesos de lavado. El ozono trabaja prácticamente solo con agua fría, provocando una reducción en la necesidad de agua caliente y vapor de hasta un 90% y con ello un importante ahorro en el energético utilizado en las calderas para generar los mismos.

 

 

 

 

 

Ahorros en Detergentes; las lavanderías ozonizadas consiguen un superior nivel de  detergencia e higienización con dosificaciones muy inferiores, considerando que según tipo de tejidos y nivel de suciedad los ahorros están entre el 50 y 55%.

 

Menor Deterioro de Prendas; Al trabajar con ciclos de lavado y secado más cortos, las prendas lavadas bajo los procesos de ozono tienen mejor apariencia y duran más. El ozono limpia más rápido, sin la necesidad de productos agresivos y los tiempos de secado se reducen dada una extracción más eficiente. El sistema utiliza temperaturas frías evitando el encogimiento, envejecimiento y deterioro causado por el uso de agua caliente.

 

Ahorros en Mano de Obra; Los ciclos de lavado que utilizamos al trabajar con el ozono son hasta de un 40% más cortos en tiempo en comparación con los ciclos tradicionales, lo que le permitirá reducir la operación diaria de su lavandería o aumentar la productividad de la misma.

 

Eficiente Operación de Lavandería

El trabajar con este lavado a base de ozono le permitirá, por un lado, agilizar la producción de la lavandería al operar con ciclos de lavado un 40% más cortos y ciclos de secado hasta un   20% menores. El ozono, al ser un oxidante y suavizante por naturaleza, nos permite optimizar el uso de productos químicos eliminando la necesidad  de cloro y suavizantes. Gozará de una mayor calidad de lavado ya que el sistema mejora las capacidades de limpieza de los detergentes y no permite que los residuos de productos se redepositen en las prendas, obteniendo como resultado prendas más blancas y con una suavidad natural.

 

Cortos Períodos

El implementar procesos de lavado a base de ozono no solo permite mejorar la calidad de lavado sino que también produce una importante reducción en los costos operacionales. Considerando los ahorros que genera, los tiempos de recuperación de  la inversión en el sistema por lo general son muy cortos.

 

 

Ventajas:

· Diseño compacto y seguro

· Bajo consumo eléctrico (12-18 amps)

· No requiere de consumibles

· Fácil de instalar en cualquier lavandería

· Operación completamente automática

· Requerimientos mínimos de mantenimiento

· El mantenimiento no requiere detener el trabajo en la lavandería.

 

Amigable al Medio Ambiente

Implementar el sistema contribuye a la preservación del medio ambiente en la manera en que se cuida y reduce el uso de agua. El ozono oxida suciedad, bacterias y otros microorganismos que componen la "demanda biológica de oxígeno" (DBO) y la

"demanda química de oxígeno" (DQO) antes de alcanzar las redes de drenaje, estas dos medidas se utilizan como estándares para medir la capacidad contaminante de los efluentes. La lavandería con ozono también disminuye el uso de las calderas al eliminar la demanda de agua caliente, lo que contribuye a una disminución en las emisiones contaminantes al aire libre al igual que genera una reducción en el uso de combustibles no renovables.

 

 

RESUMIENDO :

 

90% AHORRO DE ENERGIA

El ozono actúa como oxidante, blanquea por sí solo. Lavamos con temperatura ambiente.

 

50-55% AHORRO DE DETERGENTES

Con una ozonización controlada, la penetración del detergente en las fibras textiles es mucho más rápida y efectiva. Pudiendo eliminar el prelavado; yo diría a tenor de las pruebas de campo realizadas en un 100%, exceptuando la ropa hospitalaria que por índices de seguridad siempre es recomendable. Aunque en este caso tampoco sería necesario llevar la temperatura hasta los 80º podemos trabajar con agua fría  consiguiendo incluso mejores niveles de desinfección, si tuviéramos que reforzar el lavado con peróxido, el mismo ozono activa el peróxido de hidrógeno a temperatura ambiente.

 

 

40% AHORRO DE AGUA

El pH en la fase de lavado es notablemente inferior al lavado convencional. El detergente específico para ozono unido al agua ozonizada dentro de los parámetros establecidos, trabaja con un pH que oscila entre un 7'5 y un pH de 9, por lo tanto la baja alcalinidad residual permite eliminar los aclarados de la fase total de lavado.

 

100% AHORRO DE OXIDANTES

Los iones negativos oxidan y blanquean intrínsecamente sin necesidad de aditivos químicos y con la temperatura del agua totalmente fría.

 

 

100% AHORRO NEUTRALIZANTES

Hemos reducido drásticamente todo tipo de producto químico, el agua residual al final del proceso arroja un pH entre 6,8-7. No hemos utilizado oxidantes y por lo tanto no tenemos restos químicos residuales por neutralizar.

 

50% AHORRO DE SUAVIZANTES

El ozono por su condición elimina una gran parte de la estática producida dentro de la máquina. El suavizante es dosificado en menor cantidad, consiguiendo los mismos resultados; ello se debe a que las fibras tratadas con este proceso ofrecen menor tensión y mayor penetración, aumentando la esponjosidad de las prendas.

 

15% AHORRO ENERGÉTICO Y DE TIEMPO EN EL SECADO- PLANCHADO

Con el ozono la temperatura penetra más rápidamente en los tejidos permitiendo los ahorros descritos.

100% AHORRO DE DEPURADORAS

El agua residual contiene un pH aceptable, pudiendo ser reutilizada o bien enviada al colector general.

En caso que la depuradora estuviera ya instalada, se puede eliminar el costoso mantenimiento de la misma.

 

 

EL PROCESO NOS PERMITE DESARROLLAR CON ÉXITO LOS SIGUIENTES FACTORES:

 

* DUPLICAR LA DURABILIDAD  DEL TEJIDO

- eliminamos cloro

-eliminamos peróxido de hidrógeno en la mayor parte de los procesos

-eliminamos tensión

-eliminamos tiempos de fricción

-eliminamos el agua caliente

 

 

*MENOR DESGASTE DE MAQUINARIA REDUCIENDO UN 45% LOS TIEMPOS DEL PROCESO:

-eliminamos prelavado

-eliminamos tiempos muertos de calentamiento de agua.

-eliminamos tiempos muertos para aditivos BL,NEU,SUA.

-eliminamos dos enjuagues

-eliminamos tiempos de fricción mecánica

-eliminamos consumo energético Kw./h.

-eliminamos combustibles fósiles en los procesos de detergencia

-eliminamos contaminación ambiental

-eliminamos contaminación hídrica

-eliminamos consumo extra de agua

Con los estudios realizados hasta este momento nos asegura un aumento de la productividad total de un 35-40%, cifra importante no solo en el aspecto económico; dato importante que por supuesto nos preocupa a todas las industrias; también hemos de ir pensando muy seriamente en tender una mano a nuestro maltratado medio ambiente. El ozono nos abre las puertas de par en par, a un nuevo contexto de higiene a todos los niveles.

De nada servirá tener un sistema impecable de tratamiento y desinfección textil, si nuestros camiones de reparto no contemplan ozonizar su espacio de carga, y el mismo camión que trae la ropa sucia, vuelve a cargar la ropa limpia.